miércoles, 30 de julio de 2014

5 poemas de "Musarañas azules en Babilonia"-Begoña Abad



















He cambiado radicalmente de vida.
Antes vivía con tu soledad,
ahora vivo con mi compañía.

***

MUSARAÑAS AZULES

Siéntate en mis adentros
no te quedes aguardando
mirando desde fuera,
intentando averiguar lo que se esconde.
Hace tiempo quité las puertas,
abrí las ventanas hacia afuera
como brazos que esperan,
que llaman y esperan.
Compuse música con la risa
y planté, en los rincones,
musarañas azules
para poder perderme
donde no me dejaron hacerlo
de muchacha.
Pensé en ti.
Te pensé con vestidos diversos
y con desnudos iguales,
adiviné cómo olerías
y me salió un perfume
que era desconocido y ahora es mío.
Todo es mío, ahora que no poseo nada,
ahora que se puede entrar en mis adentros
porque no hay puertas ni ventanas
que lo impidan.

***

TRANSGRESIÓN

Te he dicho que te quiero
porque dicen que no se debe decir.
Te he dado la llave de mi puerta
porque dicen que no debo dejar pasar a los desconocidos.
Te he contado mi verdad
porque dicen que hay que guardar reservas.
Te he hablado al oído
porque dicen que no conviene acercarse tanto.
Te he dicho que seas el centro de mis sueños
porque dicen que ya tienes dueño.

***

ENSALADA

   Como a solas ensalada
y a veces como soledad.
   Cae a mi plato, transparente, cruda,
y la tomo...
   De vez en cuando la cocino,
invento recetas:
   Soledad al vapor,
guisada, estofada,
en salsa rosa, verde.
   La verdad es que me sienta bien
a cualquier hora.
   Dicen que en la noche no se debe tomar,
que es dura, que no se digiere.
   También dicen que de mañana
deja el cuerpo triste, como en ayuno,
insatisfecho.
   Pero no es verdad,
quizás sea que la tomo
después de estar contigo.

***

Sólo mi amor te hizo perfecto
y sólo en él permaneces así.


"Musarañas azules en Babilonia" / Babilonia Ediciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada