domingo, 8 de abril de 2018

Rachid Amkhaou: Arte plástico y Poesía






***

Mi amor
dónde estás y
dónde estoy yo en ti, acaso
aún te acuerdas de mí,
o puede el olvido
hacer lo que debe
sin falta te mendigo
la dirección de tus ojos,
si un día he pensado
prender viaje hacia ti.

***





Rachid  Amkhaou

viernes, 23 de marzo de 2018

3 Poemas de Paula Ensenyat



En mis sueños
el frío sigue siendo hermoso.

Escribo poemas verdaderos
desde la suavidad de la garra
y hablo el idioma de los delfines.

Vuelo sobre la tierra que me vio nacer
con plumasverbo de mis ancestros.

Veo voces que no me escuchan
y bailo, una a una, las notas
del silencio.

Pinto cuadros desnudos
que hablan de mis vestimentas.

No me duele nada,
ni siquiera el sueño.

La semana pasada
saboreé el éxtasis del sol
en la cúspide de tu sexo.

Y hoy, el primer beso,
bajo un paraguas de lluvia.

***

Todo eres tú y tú no existes,
ni tu olor ni el olor de una casa vieja de pueblo
llenan mis recuerdos.

La inocencia, avergonzada,
amenaza con desvelar sus secretos.

Del burro de la esquina
tan solo queda el lodo 
de una orina agria.

Los poemas de Bécquer
han enmohecido en las estanterías
de mis gemidos
y de tus dedos en mi piel
solo queda una guerra
o un beso y medio.

Un grito que llama y se despide
en las fauces de una cereza
y una sola imagen
para todo lo que es mío
y no me pertenece.

***

Mi no llamada telefónica
no te pilla por sorpresa.

Te cuento que nunca te he dicho
todo lo que sentía.
Hablo deprisa, sin esperar respuesta
por miedo a que me cuelgues.

Una conversación ajena
interfiere la línea.

Hablan de añoranza y futuro,
del amor que expresarán sus besos.

Sus palabras se vuelven dedos
que mordisquean la piel
y la excitación se pavonea provocativa.

El teléfono sigue desvelando
citas y palabras rojas 
entre jadeos de jaguares y sandías.

Fuera de nosotros
la simbiosis culmina en un estallido 
que lo alcanza todo.

Arrollándoles, aniquilándonos.



miércoles, 28 de febrero de 2018

3 Poemas de Vuelo de Loba




¿Dónde habrá ido la loba que me habitaba?
Esa, la que conocía mi nombre:
canto hondo de lo salvaje.
A veces creo sentir ese sabor
antiquísimo del recuerdo
y escucho sus pisadas
en las venas de mi bosque.
¿Dónde hallar la mistica
de su pelaje?
De repente, lame el mar la herida
y ya nada importa nada:
la luna brama.

***

Sin nada que me defienda
contemplo lo que sé.
¿Cómo vivir con lo que soy?

***

Hay y no hay
un nacer muriendo:
rayo elíptico del aliento,
música de lo interno.
Es y no es
el cáncer del pájaro,
el vómito del perro
y el aullido
donde convergen
pluma y dentellada.
Hay otro lugar siendo éste,
donde quedan al descubierto
exigencia y destierro,
donde es imposible
quedarse sin irse
sin irse
desvaneciendo.

***



martes, 28 de noviembre de 2017

Arrels de Mallorca: Lletra i cuina I



CENA NAVIDEÑA

Avui es vigília de Nadal. Un foc alegre i
crepitant daura les cuixes de moltó, els capons
farcits i una estranya mena de paons negres
i grossos, originaris de les Índies, que ha
regalat al senyor Paborde un amic seu d'Àvila,
que fou per molts anys Auditor a Nova
Espanya. El Molt Magnífic i Reverend Senyor
Paborde de Menorca, Mestre Teòleg, Capellà
d'Honor de Sa Majestat, que Déu guardi,
es un baró ja ancià, alt i robust.
El senyor Paborde ha tornat tard de l'esglèsia:
hi havia aquest vespre molta gent a confessar.
Ha consumit la parca col·lació de verdures...
Després ha fet una volta per la cuina,
observant tots els preparatius, mirant els munts
de cofitures, de fruites seques i de coques de
torró, i ha donat ordes per al sopar que,
desprès de la missa del gall, oferirà a alguns
senyors -jurats, cavallers i mossons- amb 
els quals té amistat mes estreta.

***

LORENZO VILLALONGA

El servicio de plata maciza y, sobre todo
la profusión de botellas y de pastelería,
le parecieron de mal gusto.
Realmente aquello no era una merienda para
cuatro personas, sino para dos docenas,
y las ensaimadas, los concos de Inca, las cocas
de la Concepción y "cuartos", aparecían
completamente desplazados.
Los vinos, probablemente del país, mantenían
el anonimato en pomposos frascos de cristal
tallado, y entre tantas bebidas, no había ni
whisky ni champaña. El muchacho que
fumaba "abdulas" interpeló al lego, el cual,
azorado, sacó de la alacena dos empanadas
de merluza y una botella de anís
de Santa María.

***

SA POBLA

Per les terres del marjal,
les mmongetes a cortera;
per l'aigua de l'Albufera,
l'anguila pollagueral,
Cànyom, estopa filada,
dins les cases i llavó,
dominant la pasterada,
la gustosa espinagada
que em féu tastar una anyada
la madona Elianó.





lunes, 23 de octubre de 2017

Tres poemas de Paula Cendrós



Una
dos
tres
mil millones quizá
palabras que no te he dicho
que no me atrevo a pronunciar
pasteurizado,
ventrílocuo
metacrilato
paralelepípedo
tengomiedo.
Supongo que las espinas de mi garganta las niegan
que las burbujas de mis pulmones las retienen
que mis párpados sonámbulos no se abren
que muy muy lejos
una golondrina
me observa
y con un gusano en el pico
susurra por mí:
Tengo  miedo.


Cae
una libélula gris.
Bebió bombillas,
escarcha salada o dulce
y peluches de pececitos.
Muere
una hoja
el viento o una mano traviesa
la sostiene contra un mechero.
Vuela
una mariquita
ayer le robaron sus topos.
El caracol le dijo que había sido el bebé del tercer piso
y el bebé le dijo que había sido el caracol.

Quizás la corona del marco
solo sea el efecto de tus cejas despeinadas
o también, que la niña que llora
ha perdido a su madre en el supermercado.

Incienso de frambuesa
¿cuál de estas historias cuentan ahora las estrellas?




jueves, 22 de junio de 2017

5 Poemas de Paula Ensenyat















Hay un tiempo magia
y un tiempo palabra.
Si se tocan se apagan,
te apagan y te dejan
justo ahí
donde la sombra
canta Luz.

***

La boca 
bajo el estómago y
convertido en inocencia
el peligro.
Más allá de la muerte
hay una muertevida
en la que soy árbol,
agua, pájaro, tierra.
Luz.
Más allá de la vida,
las rocas me miran
y vuelan.

***
¿Es el deseo o el poder
en las alas de la mariposa?
No hay disfraces,
ya no caben disfraces
cuando en el arcoíris
basta la muerte.

***

Sin nada que me defienda
contemplo lo que sé.
¿Cómo vivir con lo que soy?

***

Hay y no hay
un nacer muriendo:
rayo elíptico del aliento,
música de lo interno.
Es y no es
el cáncer del pájaro,
el vómito del perro
y el aullido
donde convergen
pluma y dentellada.
Hay otro lugar siento éste,
donde quedan al descubierto
exigencia y destierro,
donde es imposible
quedarse sin irse
sin irse
desvaneciendo.