martes, 4 de marzo de 2014

3 Poemas de "La luz del nómada"-Luis Ansorena














Le dijo el río
a la rama:
-Hubo otro tiempo
en que pude sentir
en la arena de mi orilla
la huella
de la niña ciega
y un escalofrío
en el agua.

***

Y tú me preguntas, amor,
qué quiero representar.

Amor, represento tu amor.
Tu amor y mi amor.
Y todo el amor del mundo
y todo el amor del mundo
y todo el amor del mundo.

También represento el dolor.
Tu dolor y mi dolor.
Y tu mirada perdida
en las ausencias del alma.
Y los ojos de aquel niño
que pedía a los turistas
en aquella plaza de Agra.
Y las paredes de Baam
y las arenas del Sáhara.
Las mulatas de Itapoán
paseando por la playa.
Las heridas en combate
de aquel loco soñador
que quiso cambiar el mundo
y solo encontró dolor.
Y todo el dolor del mundo
y todo el dolor del mundo
y todo el dolor del mundo.

Y aquel amanecer en Delhi
y el anciano que vivía en una caja.
Y el frío del Uhuru Pick
y el viento entre las jaimas
y las lágrimas de arena
de los niños de Tonduf.
Y el rojo del Fuerte Rojo
y el cielo del azul de Son Saura
y el amarillo del Tar
y el ocre del Masai Mara.
Y todo el color del mundo
y todo el color del mundo
y todo el color del mundo.

Ahora ya sabes amor,
qué quiero representar.

Amor, dolor y color
y el mundo
que mira al mundo.

***

Tan lejos vivía aquel poeta
que parecía una flor de montaña.

Al preguntarle la gente
por qué vivía en el bosque.
sereno, mirando una flor,
dulcemente sonreía.

Pero después esa gente
atraída por su fama,
trajo a más gente.

Murió el bosque.
Murió la flor.
Murió el poeta.

Y ahora la gente se pregunta:
¿Dónde está el bosque?
¿Dónde la flor?
¿Dónde, el poeta?


La Luz del Nómada / Ediciones La Baragaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada