viernes, 14 de febrero de 2014

Como último recurso-Alejandro Céspedes














Como último recurso
he ido a buscar fantasmas
a un sombrío desván de mi memoria,
pero el tiempo ha raído la urdimbre de sus sábanas
y ahora yacen desnudos, invisibles, ausentes.

Tumbado sobre el moho del recuerdo
espero con paciencia
que el castillo de sombras, construido
con tan enorme esfuerzo, se incline ante los días,
impasible rumiantes
que lo trituran todo.

Sólo subiste el eco
de su run-run mecánico,
la experiencia de amortiguar el grito
de los sueños tronzados que siguen fragmentándose
hasta volverse arena de un reloj insaciable.

El tiempo es mi resaca.
Del poso de los vasos
resucitan de nuevo mis espectros,
y el amargo espejismo que vive en las botellas
me hace ver que debajo del escombro aún hay vida.


Las palomas mensajeras sólo saben volver  / Ediciones Hiperión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada