miércoles, 19 de febrero de 2014

3 Poemas de la otra orilla-Antonio Rigo


Quedaos con los poemas,
quedaos con los poemas
y la provocación y
la soberbia vanidad
pretenciosa o lo que sea,
¡ay los premios!, esa infame grandeza.
Quedaos incluso con la luz.
Quedaos incluso con esa tibia luz.
Me da igual, no soy como vosotros.
La flor que crece contra todo.
La flor que crece contra todo
junto al rugido blanco del agua.
La Poesía.

***

¿Dónde viven las palabras no dichas?
¿En qué jardín?
¿Bajo qué piedra o árbol?
¿En qué momento de su vida
atraviesan la luz y
salen a nuestro encuentro
para sanarnos?

***

La otra orilla. Viernes.
Hoy al amanecer
los mirlos estaban alborotados.
Amarillo y negro su vuelo aleteado
amarillo y negro su cántico.
Algo más tarde
me tomo un zumo de naranja
mientras el perfil limpísimo
de la montaña se abre como
la primera ventana. Tengo música
de violín y guitarra en el estudio y
varios libros de poemas sobre la mesa.
Observo los gatos, su elegancia natural
su dormitar tranquilo, su indolencia
lunática y soleada. Y también pienso en ti
y súbitamente te abrazo y así lo digo:
tu día y mi viernes
están ahora ya juntos.


Masticando adelfa / Ediciones La Baragaña


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada